domingo, 13 de septiembre de 2015

Toma de hábito de Carmela.



12 de septiembre de 2015. Hoy ha sido un día especial para el monasterio y para esta comunidad de laicos. 
Cuando hace meses, Carmela nos dijo en una de nuestras reuniones, que había decidido entrar en el monasterio, todos nos alegramos y nos sentimos orgullosos de ella. El 26 de abril del año pasado, decidió poner la mano en el arado y no mirar atrás. Durante meses la hemos visto prepararse, y hoy, por fin, ha sido su toma de hábito.
Cuando la hemos visto en el locutorio, creo que durante un instante a todos nos ha costado reconocerla. Va a tener razón y esa capa que le han dado, es una "capa de invisibilidad". Eso me decía hace unos días bromeando, porque según ella, en el momento en el que se la pusiera, la gente ya no la vería a ella, sería invisible para el mundo. ¡Pues va a terner razón!. Todos la hemos visto diferente, mas joven, parecía una niña. Y estaba tan feliz que le costaba controlarse. Nos ha costado encontrar a nuestra Carmela debajo de su flamante hábito. Vamos bien Carmela, porque "si no os convertís y os hacéis como  niños, no entraréis en el reino de los cielos".
Tu dices que esa capa te hace invisible, y es verdad que te hemos visto diferente, pero yo que te conozco bien, hoy te he visto mas tu que nunca. ¡Por fin eres tu!.
Queremos darte la enhorabuena y dar gracias a Dios por poder compartir este momento contigo. Un abrazo de "tus hermanos".



No hay comentarios:

Publicar un comentario